Rinoplastia: Cirugía de Nariz

DURACIÓN

2-4 horas

ANESTESIA

General

QUIRÓFANO

Mayor

HOSPITALIZACIÓN

Opcional, no requerida 1-2 horas de control

DURACIÓN

2-4 horas

QUIRÓFANO

Mayor

ANESTESIA

General

HOSPITALIZACIÓN

Opcional, no requerida 1-2 horas de control

RECUPERACIÓN

2-3 semanas

PREOPERATORIO

TAC, analítica y electrocardiograma

PRENDAS POSTCIRUGÍA

Opcional, no requerida

PRECIO

Opcional, no requerida

RECUPERACIÓN

2-3 semanas

PRENDAS POSTCIRUGÍA

Opcional, no requerida

PREOPERATORIO

TAC, analítica y electrocardiograma

HOSPITALIZACIÓN

Opcional, no requerida 1-2 horas de control

Lo más destacado

DESCRIPCIÓNLa rinoplastia es el conjunto de procedimientos quirúrgicos por los cuales se modifica la estructura de la nariz
PROCESOLa recuperación tras una rinoplastia es relativamente rápida, con una duración de entre 2 y 3 semanas
MOTIVOSLos motivos pueden ser tanto estéticos como funcionales
PREFERENCIASEs importante entender las preferencias estéticas y funcionales del paciente

¿Qué es una rinoplastia?

La rinoplastia es un proceso quirúrgico que engloba un amplio espectro de cirugías que, con una trayectoria de más de un siglo de antigüedad, permite cambiar distintos aspectos relacionados con la nariz. Se puede modificar aspectos referentes tanto la forma y/o tamaño de la nariz; agrandando o reduciéndola para corregir o embellecerla, como a su función respiratoria, modificando o reparando posibles defectos congénitos o provocados por un accidente, enfermedad o rinoplastia anterior.

En este proceso se moldean las estructuras osteocargilaginosas, que son las que conforman la base de sostén de la nariz bajo la piel, realizando en esta última mínimas incisiones escondidas estratégicamente.

Tendencias de la Rinoplastia


 

Beneficios de la rinoplastia

Los motivos por los que una persona se plantea pasar por quirófano para hacerse este tipo de cirugía van enfocados principalmente a conseguir dos tipos de beneficios: estéticos y funcionales. Estos dos aspectos de la rinoplastia están muy relacionados entre sí, por lo que a la hora de considerar cambios estéticos debemos tener en cuenta qué repercusión tendrán dichos cambios a nivel respiratorio en el paciente.

  • Beneficios estéticos de la rinoplastia: mejorar tu aspecto

    Desde el punto de vista estético, los beneficios de la rinoplastia son muy variados: modificar el tamaño, el ancho y la forma de la nariz; corregir el perfil, eliminando jorobas o depresiones en el puente; cambiar la forma de la punta nasal; modificar los ángulos de la nariz; reestructurar el tamaño y posición de las fosas nasales, etc. Se pueden incluso suavizar los matices relativos a las facciones de cada etnia o corregir los deterioros típicos de la edad.

A pesar de las posibilidades que ofrece la rinoplastia a nivel estético, debemos tener presente que no se trata de imitar la nariz de otra persona, sino de encontrar aquella nariz que mejor se adapta a nuestras facciones, preservando la naturalidad y la armonía.

  • Beneficios funcionales de la rinoplastia: resolver problemas respiratorios

    Desde un punto de vista funcional, la rinoplastia puede ayudar también a solucionar ciertas dificultades respiratorias, como obstrucciones, modificaciones en la voz, etc. Se busca corregir aquellas anomalías que dificultan el normal funcionamiento del sistema respiratorio.

  • La rinoplastia puede reparar también defectos de nacimiento

    Especialmente en el labio leporino, y permite reconstruir los tejidos de la nariz en caso de lesión, accidente o rinoplastia secundaria.

Candidatos para una rinoplastia: ¿a qué pacientes se les recomienda una rinoplastia?

La rinoplastia es una operación muy frecuente. A por ello, es muy importante tener claro quiénes son los candidatos más apropiados para someterse a esta intervención.

QUIÉN PUEDE SOMETERSE A UNA RINOPLASTIA

Puede que no te guste el aspecto de tu nariz, o quizá tienes dificultades para respirar; si es así, una rinoplastia o cirugía de nariz puede ser una buena opción. Pero antes de nada, tienes que entender si realmente eres un buen candidato.

Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta antes de una rinoplastia:

  • Expectativas realistas:

    La rinoplastia puede mejorar tu salud, tu apariencia e incluso en contados casos, la confianza en ti mismo, pero nunca conseguirá que parezcas otra persona o que los demás te traten de manera diferente. Antes de decidir si te vas a operar debes estar muy bien informado y
    entender muy bien la diferencia entre qué quieres conseguir y qué puedes conseguir. Para tomar la mejor decisión es importante comprender las ventajas e inconvenientes de la operación y discutirlas con el especialista en cirugía plástica.

  • Estabilidad psicológica/emocional:

    La rinoplastia sólo debe realizarse en pacientes emocionalmente estables. Debes tener muy claro qué es lo que quieres conseguir con la operación. Además, debes ser tú quien quiera operarse y no tu entorno social (padres, amigos, pareja…).

  • Buen estado de salud: para evitar:

    Posibles complicaciones y como sucede con cualquier cirugía, para someterte a una rinoplastia es importante que tengas unas buenas condiciones de salud.

  • Nariz totalmente formada:

    Someterte a una operación de rinoplastia es necesario que te hayas desarrollado físicamente (lo que se conoce como “dar el estirón”) y que tu nariz esté totalmente formada con su tamaño y forma definitivos. Por ese motivo, la edad recomendada para realizar una rinoplastia es a partir de los 17 ó 18 años, a ser posible algo más tarde en hombres.

Beneficios de hacerte una operación de nariz en Clínica Elena Jiménez Madrid

Beneficios de hacerte una operación de nariz en Clínica Elena Jiménez Madrid

Cirujanos titulados especialistas en Cirugía plástica, Reparadora y Estética
Fisioterapeutas titulados especializados en recuperación postcirugía
Programa de Recuperación Acelerada Postcirugía
Atención 24 horas tras la intervención del paciente

¿Qué tipos de rinoplastia hay?

Existen distintos tipos de rinoplastia atendiendo a:

Tipo de acceso

  • Rinoplastia cerrada
  • Rinoplastia abierta

Antecedentes quirúrgicos del paciente

  • Rinoplastia primaria
  • Rinoplastia cerrada

Carácter de la operación

  • Estética
  • Funcional: septoplastia (tabique nasal), turbinoplastia (cornetes)
  • Reparadora
  • Reconstructora

Género

  • Femenina
  • Masculina

Técnicas quirúrjicas de la Rinoterapia


 

Fotos de antes y después de una rinoplastia

El después de la Rinoterapia


 

Precio: ¿cuánto cuesta una rinoplastia en Clínica Elena Jiménez Madrid?

El precio de una rinoplastia en Clínica Elena Jiménez Madrid es de 4500-5000€ aproximadamente. Este precio varía en función del tipo de cirugía y de la duración de la intervención. Este precio incluye las consultas previas a la cirugía, la intervención en un hospital debidamente equipado y autorizado por la Comunidad de Madrid, una noche de hospitalización, nuestro Programa de Recuperación Acelerada Postcirugía, en el que se incluyen 10 sesiones de fisioterapia, y las revisiones posteriores al año.

Antes de una rinoplastia

Antes de decidirte a realizar una rinoplastia debes conocer en profundidad todos los aspectos relacionados con la cirugía y debes pedir al cirujano toda la información que necesites. Someterse a una operación de nariz es una decisión muy seria y es importante que tengas toda esa información para dar el paso de manera segura.

Consultas informativas

En las consultas previas a la operación, además de darte toda la información que necesites. Las doctoras te ayudarán a decidir la mejor alternativa y a ganar la confianza necesaria para este tipo de intervención y así conseguir el mejor resultado. En este primera fase las doctoras se asegurarán de que tengas una idea clara de cómo puede quedar tu rostro después de la operación, haciendo especial hincapié en aquello que realmente se puede conseguir. Con toda esta información las doctoras te harán un presupuesto adaptado.

Visita de confirmación

Una vez hayas tomado la decisión de operarte y hayas acordado la fecha en la que se realizará la cirugía, citaremos una visita de confirmación para:

  • Analizar los resultados de los estudios y análisis clínicos que Clínica Elena Jiménez Madrid te habrá indicado traer. Estos informes servirán para complementar tu historia clínica y asegurarnos de que puedes someterte a anestesia general y a una operación de este tipo

  • Tomar una serie de fotografías de tu nariz que servirán de guía tanto durante la operación como a la hora de hacer el seguimiento de tu evolución tras la rinoplastia

  • Ultimar los detalles de tu operación, firmar los consentimientos informados y aclarar las posibles dudas que te hayan surgido

  • Con nuestra fisioterapeuta acordarás las citas para realizar las 10 sesiones incluidas en nuestro Programa de Recuperación Acelerada Postcirugía. Revisaremos algunos consejos y recomendaciones generales que se te darán por escrito, junto con los teléfonos de urgencias por si te surgiera cualquier duda/inconveniente al volver a casa después de tu intervención.

Los consejos previos básicos son no fumar, evitar el alcohol, no tomar aspirina las dos semanas previas ni posteriores al día de la intervención, y acudir al hospital el día acordado en ayunas y con ropa cómoda que no se ponga por la cabeza sino con botones o cremallera, y gorra/ sombrero para taparte del sol al salir del hospital.

¿Cómo es la intervención?

La cirugía de rinoplastia se realiza en quirófano mayor y siempre dentro de un hospital totalmente equipado y debidamente autorizado por la Comunidad de Madrid. La intervención dura aproximadamente unas 2-4 horas y se utiliza anestesia general para dejarte totalmente relajado durante toda la operación. Los pasos que se sigan en la cirugía variarán en función de lo que se haya acordado con las cirujanas previamente. Las incisiones son discretas y las posibles cicatrices quedarán muy disimuladas. Saldrás del quirófano con tapones nasales y una férula superficial para proteger tu nariz, asegurar una correcta cicatrización de la piel y contener la inflamación.

La rinoplastia es una intervención que no requiere de ingreso hospitalario, es decir que una vez que finalice estarás unas horas de control en el hospital y podrás pasar la noche en tu casa. En algunas ocasiones, si la cirugía acaba muy tarde o para tu tranquilidad así lo deseas, puedes quedarte a pasar la noche en una habitación del hospital.

Postoperatorio: consejos y cuidados para la recuperación tras una rinoplastia

Después de la cirugía, durante las primeras 24-48 horas, el asistente de las doctoras se pondrá en contacto contigo por teléfono para asegurarse de que todo evoluciona lo mejor posible y resolver posibles dudas que te hayan surgido.

Notarás una leve inflamación en cara y ojos, y obstrucción nasal debido a los tapones nasales. Puedes tener dolor de cabeza derivado de la obstrucción. Para calmar el dolor y las posibles molestias asociadas, debes tomar los medicamentos recetados por las doctoras, principalmente analgésicos y antiinflamatorios. En cualquier caso, deberías guardar reposo y mantener la cabeza elevada durante los primeros días. Los tapones nasales se retirarán pasados un par de días, a la semana se retirará también la férula superficial de escayola y al cabo de dos semanas se retirarán los puntos de sutura.

Cómo es el postoperatorio de la Rinoplastia


 

Aunque estos consejos y recomendaciones pueden variar según el caso, a modo de ejemplo te mostramos los más habituales:

  • Debes tomar la medicación indicada por las doctoras.

    Además, la aplicación de frío local en toda la cara, siempre protegiendo la piel, está recomendada para evitar la inflamación o reducirla en el caso de que ya haya aparecido. En Clínica Elena Jiménez contamos con dos máquinas de Hiloterapia, una fija y otra portátil, que basan su acción en la aplicación de frío constante controlado sobre la zona afectada, mediante el uso de accesorios adaptables a la zona de interés

  • No debes realizar actividades que requieran contacto o esfuerzo físico hasta que te lo indique la cirujana.

    Esto significa que no podrás practicar deportes (nadar, correr, fitness, etc.), realizar determinadas tareas domésticas o mantener relaciones sexuales.

  • Durante los primeros días debes comer alimentos tiernos:

    que no estén muy calientes y que no requieran masticar mucho.

  • No debes tomar bebidas alcohólicas:

    durante dos semanas.

  • No debes fumar:

    sobre todo durante los primeros meses, ya que dificulta la cicatrización. Esto incluye también evitar ser fumador pasivo en la medida de lo posible.

  • Puedes asearte y ducharte sin mayor problema:

    siempre que mojes la férula. Para lavarte la cara es recomendable hacerlo con agua fría.

  • Para dormir deberás hacerlo boca arriba:

    nunca de lado o con la nariz directamente sobre la almohada, y lo más vertical posible semisentado o con unas almohadas detrás de la espalda. Esta posición ayuda a que la inflamación se reabsorba más rápido.

  • Si tu médico lo autoriza, puedes ponerte las lentillas en los primeros días:

    pero en el caso de llevar gafas, deberás hacerlo con mucho cuidado durante las primeras semanas.

  • No debes tomar el sol durante:

    los primeros meses y a ser posible también evitar el viento y el frío.

  • Si necesitas limpiarte la nariz debes utilizar bastoncillos:

    evitando siempre sonarte la nariz y si tienes que estornudar intenta hacerlo con la boca abierta. Los aumentos bruscos de presión pueden afectar a las cicatrices internas. Durante las 3 primeras semanas nuestra fisioterapeuta se encargará de acelerar tu proceso de recuperación, curando las cicatrices internas y combinando drenajes linfáticos con otras técnicas para reducir cuanto antes la inflamación y hematomas derivados de la cirugía.

¿Qué tipo de cirujano debería de realizar esta operación?

Una cirugía de nariz requiere de un nivel de conocimiento anatómico y técnico sumamente específico, y una aplicación metódica y meticulosa. Necesita de un altísimo grado de concentración mantenido durante varias horas, durante las cuales se modifican pacientemente los elementos estructurales para obtener los mejores resultados. Por ello el mejor profesional para realizar una rinoplastia es el cirujano plástico. Para que veamos la importancia del conocimiento del cirujano de la anatomía y estética facial, existe un estudio de Augusto Gómes, sobre rinoplastia y cánones de belleza, cuyas conclusiones nos indican que los cirujanos plásticos que operan la nariz “deben estar atentos a los distintos conceptos de belleza, en especial cuando atienden a personas de distinto origen“.

En España no existe un registro nacional que nos permita comprobar la formación de un cirujano aunque sí podemos recomendar visitar el listado de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora.

¿Qué puedo esperar de la rinoplastia? Expectativas

El resultado satisfactorio de una operación de rinoplastia dependerá de 4 factores muy importantes:

  • Una cuidadosa evaluación preoperatoria de los detalles anatómicos de cada paciente
  • Una correcta intervención y modificación de las estructuras anatómicas durante la operación
  • Un buen postoperatorio e inmovilización en las curaciones
  • Del desarrollo biológico del proceso de cicatrización a corto, medio y largo plazo de los tejidos, cartílagos y huesos

Evolución de la nariz tras la cirugía

Los resultados de una rinoplastia seguirán evolucionando durante aproximadamente 1 año hasta estabilizarse:

  • Primera semana:

    Saldrás del quirófano con tapones nasales y con una férula o escayola externa. Durante esta primera semana va a haber una mayor inflamación y edema y empezarán a verse los hematomas típicos alrededor de los ojos.

    Los tapones se retiran a los 3 días aproximadamente. Este proceso es algo molesto pero muy rápido y el alivio al recuperar la respiración nasal es inmediato. La fisioterapeuta te enseñará a limpiar el interior de la nariz de manera segura para agilizar la cicatrización.

    La férula se retirará al finalizar la semana. Debido a la presencia de inflamación, edema y hematomas, lo que verás no se corresponderá con el resultado final. Por eso consideramos tan importante el Programa de Recuperación Acelerada Postcirugía. Durante esta primera fase tendrás sesiones diarias con la fisioterapeuta, que con drenajes linfáticos y otras técnicas ayudará a eliminar las molestias rápidamente. Te enseñará también a vendarte la nariz tras la retirada de la escayola para seguir controlando la inflamación al máximo durante el tiempo que no estés en la clínica.

  • Segunda y tercera semanas:

    Las sesiones con la fisioterapeuta continúan en días alternos para seguir trabajando sobre tu higiene nasal, inflamación y hematomas. Al cumplir las 3 semanas realizaremos la primera sesión de fotos postcirugía. Aunque tu nariz todavía no habrá adquirido su forma definitiva, se pueden intuir las mejoras. Estas fotografías nos ayudan a controlar periódicamente tu evolución.

  • A partir de la tercera semana:

    A partir de este momento es normal que la inflamación de la nariz varíe incluso de la mañana a la noche. Recuerda que el periodo de estabilización tiene una duración de 1 año. Periódicamente tendrás revisiones con tu cirujana para que este proceso esté controlado en todo momento.

Preguntas frecuentes

¿A partir de qué edad puede operarse la nariz?
Lo ideal es esperar a que el cuerpo haya terminado de crecer, es decir, a partir de los 18 años aproximadamente, aunque en los hombres es recomendable esperar un poco más.

¿Cuánto dura la intervención?
La operación suele durar entre 2 y 4 horas. El tiempo varía dependiendo de los aspectos sobre los que vayan a trabajar las cirujanas.

¿La recuperación es dolorosa?
El postoperatorio en absoluto implica dolor en la zona intervenida. Las molestias suelen ser las derivadas de llevar tapones y de tener que modificar la posición al dormir.

¿Cuándo estaré recuperado/a?
La mayoría de pacientes pueden realizar sus tareas habituales uno o dos días después de haberse hecho la rinoplastia. Pasada una semana podrán volver a su lugar de trabajo o retomar los estudios. Sin embargo, pueden pasar algunas semanas antes de que vuelvas a estar completamente recuperado/a y puedas hacer vida normal

¿Qué es una remodelación y qué diferencia hay con una rinoplastia?
Una remodelación implica el uso de productos inyectables por ejemplo para rellenar depresiones, suavizar ángulos o nivelar algunas zonas. Los resultados de este tipo de intervenciones son temporales, a diferencia de la rinoplastia, que es permanente. En las consultas con la cirujana ella te recomendará qué es lo más indicado en tu caso.