Masajes Terapéuticos

Masajes Terapéuticos

Por: Doctora Elena Jiménez |

El masaje terapéutico es la herramienta terapéutica más antigua que el ser humano utilizó para comunicarse y proporcionar/se un recurso natural contra el dolor. Su evolución y uso ha sido parejo al de la sociedad, hasta convertirse en la técnica de «tacto estructurado» que hoy conocemos y de la que, el masaje terapéutico forma parte.

Estos masajes suelen realizarse en clínicas de cirugía estética como un tratamiento postquirúrgico.

Diferencia entre masaje terapéutico y normal

Conviene recordar que: las únicas diferencias en el tratamiento del individuo entre las diversas modalidades de masaje y sus efectos están en el planteamiento de la indicación y en el uso de la técnica adecuada como garantía de éxito en el tratamiento.

El efecto terapéutico es una de las propiedades más importantes de las diferentes modalidades de masaje.

Hay que tener presente que en el momento en que el masaje se utiliza para mejorar la función circulatoria, recuperar la movilidad restringida entre los tejidos dañados, aliviar o reducir el dolor, optimizar la conciencia sensorial, proporcionar apoyo humano, relajación y bienestar, y por tanto ayudando en la recuperación y el mantenimiento de la salud, se convierte, aun sin pretenderlo, en un acto terapéutico.

El término masaje terapéutico hace referencia a la modalidad de masaje destinada al tratamiento de procesos patológicos en individuos enfermos y lesionados. Y la técnica consistirá en una serie de maniobras dirigidas a tratar las molestias o lesiones que previamente el medico ha diagnosticado. Las maniobras han sido muy estudiadas y se aplican según los hallazgos tras la exploración. Se realiza con prescripción médica y debe ser realizado por aquellos profesionales que estén preparados para garantizar la eficacia del tratamiento.

¿Cuándo realizarse un masaje terapéutico?

En el caso de lesión o enfermedad se sigue la indicación médica; y lo realiza el profesional especializado, para evitar tratamientos mal aplicados (generalmente por un diagnóstico no adecuado o aquellos realizados por personas no competentes]. Existen diversas alteraciones que afectan a los músculos como pueden ser, entre otras:

  • Traumatismos
  • Enfermedades degenerativas
  • Higiene postural deficitaria, (traumatismo a largo plazo)
  • Enfermedades o deformaciones genéticas
  • Patologías con repercusión muscular
  • Alteraciones psicológicas o emocionales
  • Intoxicaciones

Requieren la evaluación del paciente que nos aportará la indicación. Posteriormente el terapeuta valorará si es preciso remitirlo a su médico para que realice un seguimiento o paute un protocolo de tratamiento.

Dentro del ámbito del masaje terapéutico, existen técnicas y subespecialidades que requieren conocimientos concretos.

Masajes después de una cirugía

Últimamente es cada vez más habitual la pregunta de ¿Son convenientes los masajes después de una cirugía?. En concreto esta pregunta esta muy relacionada con la liposucción y con la cirugía de aumento de pecho.  Nuestra respuesta es un Sí rotundo. Sin embargo dependiendo de cada cirugía y del tipo de intervención practicada, o del tipo de prótesis que se implanten, hay que hacer distintos tipos de masajes.

El drenaje linfático es un masaje específico y suave destinado a liberar los tejidos de la inflamación. Cuando un paciente se somete a cualquier tipo de cirugía se produce una inflamación secundaria al trabajo quirúrgico que se realiza en la zona. El drenaje linfático es la terapia que facilita y acelera la desaparición del líquido acumulado en los tejidos. En nuestros protocolos y especialmente después de la cirugía de mamas y liposucción incluimos sesiones de drenaje linfático para obtener resultados óptimos.

El masaje puede hacerse tanto de forma manual como instrumental (LPG), pero en ambos casos es fundamental la experiencia del fisioterapeuta para elegir la modalidad más efectiva.

En el postoperatorio de la mama iniciamos los drenajes en las primeras 48- 72 horas y adaptamos la modalidad a la situación específica de la paciente, de modo que en muchos casos iniciamos de forma manual pero rápidamente asociamos el tratamiento con el LPG para potenciar los resultados. Se suelen realizar cada 2-3 días y solemos aconsejar unas 10 sesiones.

En muchos casos los pacientes finalizan con tratamientos específicos sobre las cicatrices para disminuir el color rojizo o eliminar las posibles irregularidades.

El masaje debe ser siempre suave y específico aplicado en las zonas de ganglios linfáticos y cadenas de drenaje, no debe asociarse con dolor, sino con alivio y disminución de la tensión de los tejidos.

En nuestra clínica, disponemos de salas, material, y personal especializado para este tipo de masajes. Este tratamiento, al tener que acudir a consulta unas 10 veces después de la intervención Ver nuestro Programa de Recuperación Rápida, nos facilita el seguimiento postoperatorio por parte de la cirujano, y te ayuda a resolver las dudas que te pueden surgir después de tu operación.

Doctora Elena Jiménez
Sobre Doctora Elena Jiménez

La Doctora Elena Jiménez dirige y ejerce como cirujano plástico en Madrid, en la clínica que lleva su nombre (Clínica Elena Jiménez, centro autorizado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid con número de Registro CS 11634).Es especialista en cirugía plástica, reparadora y estética, y está inscrita en el Colegio Oficial de Médicos y en la Sociedad Española de Cirugía Plástica reparadora y Estética (SECPRE) y de la Asociación Americana de Cirujanos plásticos. Actualmente reconocidad cómo una de las mejores cirujanas plásticas de Madrid.