Programa Recuperación Acelerada Postcirugía

Programa Recuperación Acelerada Postcirugía

9programa-recuperacion-acelerada-postcirugia-interior

Recuperación post cirugía plástica y estética

Nuestro principal objetivo es la satisfacción del paciente y la obtención de los mejores resultados. Para ello además de últimas técnicas y medios que ponemos a disposición del paciente, estamos llevando a cabo un programa de recuperación rápida personalizada  de cirugía  (cada paciente es único), un programa que va siempre incluido en la mayoría de tratamientos quirúrgicos que realizamos.

El programa es personalizado para cada paciente y  consta de los siguientes pasos:

En Clínica Elena Jiménez incluimos en cada cirugía un Programa de Recuperación Acelerada Postcirugía en el que durante 3 semanas estarás en manos de nuestra fisioterapeuta especializada en cuidados postcirugía y tendrás revisiones semanales con las cirujanos. Durante este periodo, tu cuerpo necesita ayuda para eliminar la inflamación derivada de la intervención. Junto con los drenajes linfáticos, una buena compresión estable y mantenida en zonas específicas será esencial para moldear los resultados de la cirugía y conseguir los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Para ello la fisioterapeuta creará una serie de conformadores adaptados a las zonas tanto de mayor inflamación como que necesiten una sujeción especial. Estos conformadores se moldean en un material de foam de alta densidad, que se adapta al contorno corporal. Colocados entre el cuerpo del paciente y la prenda de presoterapia, buscamos incrementar la presión en determinadas zonas para:

  • Reducir de volumen inflamatorio
  • Dar estabilidad tanto a tejidos propios como a implantes

Uno de los conformadores más utilizado en las intervenciones de mamoplastia de aumento, por ejemplo, es el que hemos denominado “Torre Eiffel”, ya que su forma recuerda a la de la construcción.

Debido a la resección que se realiza en el músculo pectoral mayor para colocar las prótesis bajo éste, es típica la aparición de edema en la zona media del pecho. El conformador se moldea para adaptarlo a las medidas de la paciente y de sus nuevas prótesis, y se coloca entre ambos implantes sobre el esternón, cubierto por un material transpirable recambiable.

Su forma triangular con base inferior y lados ligeramente curvos ayudan a conformar el escote, reducir inflamación y estabilizar las prótesis mientras el cuerpo crea la cápsula periprotésica.

0. Consulta previa y consultas preoperatorias.

Tanto las consultas de  reconocimientos cómo los  diagnósticos  son realizdos con la cirujano Dra. Elena Jiménez.También será quién te haga el seguimiento postoperatorio. Una vez decidida la intervención, la Dra. Informara, de las técnicas a utilizar, los tamaños de prótesis (en su caso)  o de otros de materiales a utilizar, los abordajes previstos, así como de los riesgos de la intervención.

 

1. Visita preoperatoria con nuestra especialista en recuperación:

Además de las consultas previas de evaluación y diagnóstico con  la Dra, adicionalmente se mantiene una cita con nuestra especialista en la que se aconseja y detalla  sobre ciertos detalles de la intervención. Desde las pautas previas a la intervención, hasta como son los movimientos aconsejables para después de la misma. Cuáles son las posturas para evitar dolor que ayudaran a sentirse mejor. También te indicará unos consejos para que tú posición al dormir sea la más adecuada. En esta cita se te informa de los síntomas que puedes tener después de la intervención. Para ciertas cirugías pueden ser necesarios ciertos tratamientos de masajes previos para relajar las zonas de la intervención, de modo que las zonas a intervenir estén más distendidas.  Además de toda la información que te suministra el cirujano, se refuerzan otros detalles que normalmente son desconocidos pero altamente útiles en la recuperación. Se rellenará un checklist, en el que se verifican todos los detalles de la intervención.

Si existe tiempo disponible, también se pueden planificar un programa de masajes previo a la cirugía.

 

2. Durante la intervención:

En la intervención se tratará de utilizar la anestesia más apropiada para cada caso particular de manera que el postoperatorio inmediato  sea lo menos doloroso posible y lo más “confortable” para el paciente. Se utilizan técnicas y materiales que faciliten la recuperación. Por ejemplo se utilizan suturas internas especificas  para que facilitar la recuperación y cicatrización.

 

3. Después de la Intervención:

En los momentos posteriores a la intervención siempre hace un seguimiento del paciente (teléfonico y personal) para tratar de  localizar algún síntoma que requiera alguna acción. Independientemente de estos contactos, el paciente puede (y debe) llamar a los especialistas en cualquier momento.

A los dos días de la intervención, (dependiendo de la cirugía) se comienzan los ejercicios de rehabilitación y los drenajes para obtener una recuperación rápida y poco dolorosa, además de trabajar la cicatriz.

A través del drenaje linfático se libera al organismo del proceso de detoxificación de los restos postquirúrgicos ya que se acelera la velocidad del flujo linfático, relajando contracciones musculares y actuando  a la vez sobre la evolución de la cicatriz.

Se utilizan todos los medios técnicos disponibles, combinados para la recuperación: LPG, Radiofrecuencia, Ultrasonidos, Eectroestimuladores, Láser médicos, así cómo el know-how de nuestros especialistas.

Este tratamiento postcirugía es totalmente personalizado y se puede combinar y modificar posteriormente en función de la evolución del paciente. Otros tratamientos como el Tui-na o reflexología podal, podrían ser aplicados.

Estas sesiones  se llevan a cabo en las tres/cuatro semanas posteriores a la cirugía y en ellas no sólo se realiza el tratamiento sino que se facilita el contacto del paciente con el cirujano para abordar cualquier duda que pueda  surgir sobre el difícil periodo después de la cirugía. El 100% de los pacientes que siguen e programa presentan un alto índice de satisfacción con el mismo.

No sólo a mejora en el plano físico es más satisfactoria, sino que a nivel personal, el paciente se siente reconfortado y atendido en momentos posteriores a la cirugía, y sobre todo conoce en todo momento la sintomatología y la evolución de su intervención.

Este tratamiento  puede ser aplicado para todo tipo de intervenciones, siempre bajo prescripción  y conocimiento del cirujano.

En la Clínica Elena Jiménez, hemos desarrollado este tratamiento, que es personalizado para cada paciente, y utilizado para la recuperación inmediata de casi todas las cirugías practicadas por la Dra (o bien con pacientes externos) .

Más información, en una cita en nuestra consulta de Madrid.