Control nutricional médico

Control nutricional médico

9control-nutricional-interior

La dietética representa uno de los pilares básicos en el tratamiento de del sobrepeso. La obesidad es un grave problema que se arrastra desde el siglo pasado, en el cual se produjeron los cambios en los hábitos alimenticios y de vida que actualmente son unas de las causas actuales. En la lucha contra ella es fundamental el abordaje a diferentes niveles, que se mantenga en el tiempo, incluso a veces un cambio definitivo de los hábitos alimenticios incorrectos.La obesidad es el resultado de un desequilibrio en el tiempo, generalmente, entre las calorías que se ingieren y las que se gastan. Lo que genera un balance positivo que se acumula en el organismo en las zonas de tejido graso.

Existen multitud de dietas que varían desde la dieta hipocalórica clásica, con un equilibrio entre los distintos tipos de nutrientes en cada comida, hasta las famosas dietas disociadas entre las que destacan las dietas con ingesta elevada de proteínas . En estos casos es esencial el estricto control del paciente por parte de un médico, así como controles periódicos mediante análisis de sangre.

El resultado es una dieta que contribuya a modificar el metabolismo para reducir los depósitos grasos sin afectar a la masa muscular.

Actualmente también existe la opción de las dietas proteinadas con apoyos a nivel de batidos y tentenempies controlados farmacologicamente que permiten reducir el peso, un control médico y un cambio metabólico y nutricional progresivo. Con descensos importantes de peso, sin sensación de falta de azúcar o con estados predepresivo que aparecen el otros procesos de reducción de peso, se están estableciendo como una alternativa importante a la dieta hipocalórica simple.

La farmacoterapia moderna, siempre bajo el control de médicos cualificados, representa un apoyo fundamental en los tratamientos de reducción ponderal. No sólo a nivel de los preparados alimenticios y su sustitución por las comidas en base a alimentos, sino por la posibilidad de asociar tratamientos reguladores de las enzimas o neurotransmisores cerebrales para evitar los saltos o fallos en el mantenimiento de la dieta.

Es importante aceptar que no hay dietas Express y por lo tanto el tratamiento debe ser en el tiempo y debe ser en varios niveles. Hay que modificar los hábitos alimenticios, pero también el sedentarismo propio de nuestra sociedad. Estas acciones se realizan tantos con tratamientos asociados en el propios centro, masajes liporreductores, electroestimulación o endermología, como con trabajos personalizados con ejercicios físicos diseñados y enseñados por nuestro fisioterapeuta.

Si es preciso, se ofrece la ayuda (personal, farmacológica, natural, de aparatología o quirúrgica) según cada caso.