Buscar

El postoperatorio: después de una rinoplastia – Cuidados y Recuperación

Rinoplastia: Cirugía de Nariz

1rinoplastia-interior

El postoperatorio después de una rinoplastia

Primeros días después de una rinoplastia

La mayoría de pacientes pueden realizar sus tareas habituales uno o dos días después de haberse hecho la rinoplastia. Pasada una semana podrán volver a su lugar de trabajo o al colegio. Sin embargo, pueden pasar algunas semanas antes de que vuelvas a estar completamente recuperado y puedas hacer vida normal.

No te preocupes por el aspecto de tu cara durante los primeros días, algunos pacientes sufren incluso una leve depresión al verse la cara hinchada y con hematomas. Puedes estar seguro que con el paso de los días tu cara estará cada vez mejor y con ella también tu estado de ánimo. Pueden pasar de dos a cuatro semanas antes de que sean visibles los resultados finales de la operación.

Después de la cirugía, especialmente en las primeras 24 horas, puede que sientas una leve inflamación de la cara, dolor de cabeza y obstrucción nasal. Es probable que el doctor te recete algún medicamento (analgésicos y/o descongestionantes) para calmar el dolor y las molestias. En cualquier caso, deberías guardar reposo y mantener la cabeza elevada durante el primer día (excepto para ir al baño, claro).

El doctor le puede recetar medicamento para el dolor y controlar cualquier incomodidad. Planee quedarse en cama con la cabeza elevada (excepto para ir al baño) durante todo el primer día del postoperatorio.

Además, es normal que aparezcan hinchazones y hematomas en la zona de los ojos. No te preocupes si notas que van en aumento durante los dos o tres primeros días, es normal, desaparecerán en unas dos semanas.

Puede que durante los primeros días se produzcan pequeñas hemorragias por la nariz. Debes intentar no sonarte la nariz con fuerza durante una semana para que los tejidos cicatricen correctamente.

Si tienes tapones en la nariz, serán retirados pasados un par de días. Al cabo de una o, como mucho, dos semanas se retirará cualquier apósito, férula, escayola o puntos de sutura.

 

Cuidados y precauciones después de una rinoplastia

Aún finalizada la operación, no está hecho todo el trabajo. Para conseguir un buen resultado, durante el postoperatorio es imprescindible que sigas al pie de la letra los consejos y recomendaciones de tu cirujano.

Y aunque estos consejos y recomendaciones pueden variar según el caso, a modo de ejemplo te mostramos los más habituales:

  • Debes tomar los medicamentos que te indique el doctor, normalmente analgésicos y descongestionantes.
  • No debes realizar actividades que requieran contacto o esfuerzo físico hasta que te lo indique tu cirujano. Esto significa que no podrás practicar deportes (nadar, correr, fitness), realizar determinadas tareas domésticas o mantener relaciones sexuales.
  • Debes intentar hablar lo menos posible y, en la medida de lo posible, evitar reir, llorar o gesticular con la cara durante los primeros días.
  • Durante los primeros días debes comer alimentos que no estén muy calientes y no requieran masticar mucho.
  • No puedes tomar bebidas alcohólicas durante dos semanas.
  • No puedes fumar durante los primeros mese, ya que dificulta la cicatrización. Esto incluye también evitar ser fumador pasivo en la medida de lo posible.
  • Puedes asearte y ducharte sin mayor problema, siempre que mojes la zona alrededor de la nariz. Para lavarte la cara es recomendable hacerlo con agua fría, también sin mojar la zona de la nariz.
  • Para dormir deberás hacerlo con la cara hacia arriba, nunca de lado o con la nariz directamente sobre la almohada.
  • Si tu médico lo autoriza, puedes colocarte las lentillas ya en los primeros días, pero en el caso de llevar gafas deberás hacerlo con mucho cuidado durante las primeras semanas.
  • No deberías tomar el sol durante los primeros meses. Es más, siempre que sea posible deberías evitar el sol, el viento y el frío durante unos meses.
  • Deberías evitar sonarte la nariz para mejorar la cicatrización. Si tienes que estornudar, intenta hacerlo con la boca abierta.

Si estás pensando en someterte a una rinoplastia en Madrid, contacta con nosotros.