Remodelado Facial

Remodelado Facial

18Remodelado-facial-interior

¿Qué es el remodelado facial?

El contorno facial es una de las características de nuestra cara pero este puede alterarse con el paso de los años, no ser simétrico o presentar una apariencia que no nos acabe de gustar.
Las variaciones sobre nuestro contorno facial es lo que actualmente se conoce como remodelado facial.

 

¿Soy un paciente para remodelado facial?

Los mejores candidatos son aquellos que presentan alguna de las alteraciones anteriores y son conscientes de las limitaciones quirúrgicas. No podemos cambiar aspectos internos de nuestra personalidad cambiando sólo aquellos puntos físicos extrnos.

 

Tipos de implantes

Podemos trabajar tanto con materiales inyectables como con prótesis.

En el caso de inyectables se realizan en la propia consulta y empleamos habitualmente ácido hialurónico en la diferentes reticulaciones y geles de hidroxiapatita.

En el caso de prótesis empleamos materiales biocompatibles como, goretex, silicona o medpor y su colocación precisa de una incisión por lo que se suelen realizar en quirófano y con una pequeña sedación para mayor comodidad del paciente.

Hay tres zonas faciales en las cuales se suele colocar las prótesis:

MENTÓN: Se puede aumentar mediante prótesis de silicona o medpor, equilibrando el perfil y aumentando el tercio inferior de la cara. La incisión se realiza en el interior de la boca y no es visible.

PÓMULOS: También se emplean los mismos materiales y la colocación es similar, aunque además de la boca a veces se usa la zona quirúrgica de un lifting o una blefaroplastia para su colocación.

MANDÍBULA: son implantes para crear el contorno de la mandíbula en la zona lateral. La vía para su colocación no deja incisiones externas ya que se colocan en el interior de la boca.

OTROS: hay otras zonas como la zona de la ojera, zona inferior de la nariz, donde se puede suplementar el rostro pero es necesario una valoración muy personalizada de cada caso.

 

Consejos

Intervención

  • La cirugía se realiza con anestesia local y sedación controlada en todo momento por un anestesista. El paciente puede permanecer esa noche en el centro hospitalario si lo desea, pero no es absolutamente necesario.
  • En 24-48-horas se comienza con el tratamiento de drenaje linfático postoperatorio.
  • Si fuma debe abstenerse en los días previos y posteriores a la intervención, ya que se alteran la cicatrización y la calidad de la piel. En el tiempo acelera y provoca mayor envejecimiento y por lo tanto le reduce el tiempo de corrección de la cirugía.

  • Ciertas vitaminas y preparados homeopáticos favorecen la cicatrización y el resultado final de la cirugía.
    Las medicaciones con aspirina, salicilatos y ciertos analgésicos aumentan el sangrado y se deben evitar al máximo.